«Objeción de conciencia» en Croacia

Rechazo basado en la conciencia en medicina reproductiva

por Sanja Cesar
Publicado 2017

Resumen (acortado y editado) Este artículo explica el principio legal del rechazo basado en la conciencia en medicina reproductiva; analiza la legislación, la política y la práctica con respecto a la denegación de la prestación de servicios de atención médica por motivos de conciencia en la República de Croacia; e indica los problemas en la legislación y la práctica que permiten la mala práctica de este derecho, violando así el derecho de cada paciente a acceder a la atención médica legal de manera oportuna.

La República de Croacia no cuenta con un procedimiento uniforme y estandarizado para negarse a proporcionar servicios relevantes por razones de conciencia personal, y no existe una recopilación sistemática de datos sobre las negativas de los profesionales a proporcionar servicios reproductivos estándar, o su efecto sobre la calidad de la atención médica. La falta de supervisión por parte del Ministerio de Salud y la tolerancia al rechazo institucionalizado basado en la conciencia representan un problema de salud pública que, en última instancia, da como resultado un acceso limitado, así como una inseguridad legal y médica para las mujeres. Las mujeres que solicitan el aborto son estigmatizadas por la sociedad, se enfrentan a la desaprobación o la humillación en los centros de atención médica y también pueden verse expuestas a períodos de espera innecesarios, costos adicionales y discriminación.

Lea el informe completo: rechazo basado en la conciencia en medicina reproductiva

 


Una mirada a la objeción de conciencia en Croacia

Por Amir Hodžić
25 abril 2016

Para un país que a veces se considera «el país más católico de Europa», el aborto está relativamente disponible en Croacia. Este procedimiento está disponible bajo solicitud dentro de las primeras 10 semanas de embarazo, y sometido a condiciones ya que se trata de una nacion donde el 86 por ciento de la población es católica. Pero en los últimos años, un número creciente de ginecólogos ha invocando la objeción de conciencia (OC) a fin de negarse a practicar abortos. Este aumento en la práctica de OC debe verse como una acción coordinada y colectiva que tiene como objetivo desafiar las leyes y políticas liberales sobre salud sexual y reproductiva por parte de una gran corriente conservadora que lucha por equilibrar las solicitudes de ambos derechos en competencia.

Podemos decir que Croacia no ha logrado regular de manera integral y efectiva la práctica de la OC y, por lo tanto, ha permitido que se negara el acceso a servicios de salud reproductiva a muchas mujeres. En los últimos años, hemos sido testigos de la amplia promoción y cooptación del término OC por parte de grupos religiosos afiliados al derecho político con el objetivo de negar el derecho de las mujeres a la salud y la vida, disfrazado de respeto por el «derecho» de conciencia de los médicos.

Leer artículo completo: Revista Conscience

leer más

OC en Estados Unidos


s ¿Está comprometida su atención médica?
Cómo las directivas católicas hacen elecciones poco saludables

CATÓLICOS PARA LA ELECCIÓN
2017

En un momento de la historia de los EE. UU., cuando la atención médica puede ser de difícil acceso incluso para aquellos con una buena cobertura de seguro, ¿cómo es posible decir que la atención médica católica puede ser perjudicial para su salud? Este informe responderá esa pregunta mostrando cómo las reglas religiosas seguidas por tales instituciones tienen prioridad sobre sus necesidades y deseos de salud. Existen prohibiciones sobre el aborto, incluso para el manejo del aborto espontáneo, restricciones en la provisión de fertilización in vitro ayuda a las mujeres que luchan contra la infertilidad y los embarazos ectópicos, prohíbe los métodos anticonceptivos modernos, incluida la esterilización y, a menudo, la falta de voluntad para respetar las instrucciones médicas anticipadas. Esto sería menos atroz si estuviera claro que un hospital es propiedad de católicos, pero ese no es necesariamente el caso. Es posible que se encuentre en un hospital que ha utilizado durante décadas y que recientemente se fusionó con una institución de salud católica, y las opciones que una vez ejerció ya no esten disponibles para usted. Entre 2001 y 2016, el número de hospitales afiliados a la iglesia católica aumentó en un 22 por ciento. ¿Sabes si tu hospital local es uno de ellos? ¿Y cómo se siente acerca de su atención médica guiada por la interpretación de los obispos de la fe católica, más que por la necesidad médica o sus propias creencias religiosas?

Lea el informe completo: Católicos para elegir.


 

Atención médica denegada
Los pacientes y los médicos hablan sobre los hospitales católicos y la amenaza para la salud y la vida de las mujeres

26 abr.2016

Una de cada seis camas de hospital en los EE. UU. se encuentra en un centro que cumple con las directivas católicas que prohíben una variedad de servicios de atención de la salud reproductiva, incluso cuando la vida o la salud de una mujer están en peligro. En algunos estados, más del 40 por ciento de todas las camas de hospital se encuentran en instalaciones administradas por católicos, lo que deja a regiones enteras sin ninguna opción para ciertos servicios de salud reproductiva. El informe de la ACLU comparte relatos de primera mano de pacientes a quienes se les ha denegado la atención adecuada en los hospitales católicos, de proveedores de atención médica que tienen prohibido brindar atención crítica debido a sus Directivas, y de médicos en hospitales seculares que han tratado a mujeres muy enfermas después de que fueran rechazadas por un hospital católico.

Las Directivas éticas y religiosas para los servicios de atención médica católicos, promulgadas por la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU., establecen normas para la prestación de atención médica en los centros católicos. Las Directivas prohíben una variedad de servicios de salud reproductiva, incluyendo la anticoncepción, la esterilización, muchos tratamientos de infertilidad y el aborto, incluso cuando la vida o la salud de una mujer se ve comprometida por un embarazo. Debido a estas reglas, muchos hospitales católicos en todo el país están negando la atención de emergencia a pacientes que están en medio de un aborto espontáneo o que experimentan otras complicaciones del embarazo. Los hospitales católicos también prohíben rutinariamente a los médicos realizar ligaduras de trompas (comúnmente conocido como «atar las trompas») en el momento del parto, cuando el procedimiento es más seguro, dejando a las pacientes a someterse a una cirugía adicional en otro lugar después de recuperarse del parto. Los hospitales católicos niegan estos servicios de salud esenciales a pesar de recibir miles de millones en dólares de los contribuyentes. Los pacientes transgénero y no conformes con su género sufren los mismos y otros daños similares cuando buscan atención en salud reproductiva.

Lea el informe completo: ACLU

 


 

Conflictos en la atención de complicaciones obstétricas en hospitales católicos

Lori R. Freedman & Debra B. Stulberg
18 dic 2012
AJOB Primary Research, Volumen 4, 2013 – Número 4, páginas 1-10
https://doi.org/10.1080/21507716.2012.751464

Resumen

Antecedentes: una encuesta nacional reciente reveló que más de la mitad de los obstetras-ginecólogos que trabajan en hospitales católicos tienen conflictos con las políticas religiosas, pero la encuesta no aclaró la naturaleza de los conflictos. Nuestro estudio cualitativo examina la naturaleza de los conflictos de los médicos con las políticas religiosas que rigen la atención del obstetra-ginecólogo (ob-ginecólogo). Los resultados relacionados con las restricciones en el manejo de las complicaciones obstétricas se detallan aquí.

Métodos: se realizaron entrevistas en profundidad que duraron aproximadamente una hora con obstetras-ginecólogos en todos los Estados Unidos. Las preguntas se centraron en la satisfacción general de los médicos con sus entornos de trabajo en el hospital y experiencias específicas con políticas de obstetricia basadas en doctrinas religiosas en los distintos hospitales donde han trabajado.

Resultados: Los conflictos reportados aquí incluyen casos en los que la política religiosa del hospital católico (Directivas éticas y religiosas para los servicios de atención médica católicos) impactó la capacidad de los médicos para ofrecer tratamiento a las mujeres que experimentan ciertas emergencias obstétricas, como problemas de salud relacionados con el embarazo, embarazo molar, aborto espontáneo, o ruptura prematura de membranas previable (PPROM), porque las autoridades hospitalarias percibieron el tratamiento como equivalente a un aborto prohibido. Los médicos estaban obligados contractualmente a seguir políticas basadas en doctrinas mientras practicaban en estos hospitales católicos.

Conclusiones: Para algunos médicos, la prohibición del aborto en su hospital inicialmente parecía congruente con sus propios principios, pero cuando se aplicaba a casos en que las pacientes ya estaban perdiendo un embarazo deseado y / o la salud de la paciente estaba en riesgo, algunos médicos encontraron restricciones institucionales bajo la advertencia de ser inaceptable.

Leer estudio completo: ACLU

leer más

OC en Noruega

Objeción de conciencia a las derivaciones para el aborto: ¿solución pragmática o amenaza a los derechos de las mujeres?

Eva M Kibsgaard Nordberg, Helge Skirbekk and Morten Magelssen
Ética médica de BMC
26 de febrero de 2014
https://doi.org/10.1186/1472-6939-15-15

Resumen

Antecedentes: la objeción de conciencia ha provocado un apasionado debate en muchos países occidentales. Algunos médicos de medicina general noruegos (GP) se niegan a derivar a la paciente que requiere la practica de un aborto. Poco se sabe sobre cómo los médicos de cabecera llevan a cabo sus rechazos en la práctica, cómo perciben su negativa a adaptarse a su papel como profesionales y cómo los rechazos impactan a los pacientes. Los datos empíricos pueden fundamentar el análisis normativo posterior.

Métodos: se realizaron entrevistas de investigación cualitativa con siete médicos de cabecera, todos cristianos. Las transcripciones se analizaron mediante condensación sistemática de texto.

Resultados: los entrevistados mostraron una marcada ambivalencia hacia sus propias prácticas de rechazo. Cinco temas principales surgieron en las entrevistas: 1) llevar a cabo la objeción de conciencia en la práctica, 2) justificación de la objeción de conciencia, 3) desafíos cuando se relaciona con colegas, 4) ambivalencia y consistencia, 5) efectos sobre la relación médico-paciente.

Conclusiones: se les dio a los médicos de cabecera noruegos y objetores de conciencia para considerar los pros y los contras de sus prácticas de rechazo. Se habían decidido por un compromiso práctico, cuya forma precisa variaría, y que se consideraba un punto medio aceptable entre ambos intereses en competencia.

Lea el estudio completo: BMC Medical Ethics

leer más

OC en Canadá

La negativa a brindar atención médica en Canadá

Una mirada a las políticas de «objeción de conciencia» en la atención médica canadiense
Junio 2018

Muchas personas quizás ignoran que en Canadá, los médicos tienen el «derecho» a negarse a proporcionar los tratamientos legales y necesarios por motivos personales o religiosos. Además, los médicos generalmente ni siquiera tienen que derivar a los pacientes a alguien que pueda proporcionar el servicio objetado. Este permitido abandono del paciente no se controla y rara vez hay repercusiones para los médicos que pueden causar daños a los pacientes como resultado de su objeción.

Este artículo explica por qué la llamada «objeción de conciencia» en la atención médica es poco ética e inviable y no tiene nada en común con la verdadera objeción de conciencia en el ejército.

Fuente: Abortion Rights Coalition of Canada


Políticas y leyes canadienses sobre «objeción de conciencia» en la atención médica

Junio 2018

Este Apéndice [al documento anterior] describe y critica las políticas de la Asociación Médica Canadiense (CMA) y de cada Colegio de Médicos y Cirujanos de Canadá en relación con la negativa a proporcionar tratamiento y la obligación de derivar, en particular para la atención del aborto, pero también asistencia médica para morir (MAiD). Los tres territorios no tienen universidades y sus políticas, si las hay, no fueron revisadas.

Fuente: Abortion Rights Coalition of Canada


Bienvenido al norte salvaje: la legislación sobre la objeción de conciencia que rigen las profesiones médicas, de enfermería, farmacia y odontología de Canadá.

Jacquelyn Shaw and Jocelyn Downie
Bioética 2014 enero; 28 (1): 33-46
doi: 10.1111/bioe.12057

Resumen

En Canadá, como en muchos países desarrollados, la objeción de conciencia en el ámbito sanitario está creciendo en visibilidad, pero no en la práctica. Sin embargo, las políticas de profesionales de la salud del país sobre objeción de conciencia están en desorden. El artículo relata los resultados de una revisión exhaustiva de las políticas relevantes sobre la objeción de conciencia en cuatro profesiones del ámbito sanitariocanadiense: medicina, enfermería, farmacia y odontología. Donde existen políticas relevantes en muchas provincias canadienses, hay mucha controversia y potencial para la confusión, debido a las inconsistencias de las políticas y sus vaguedades terminológicas. Mientras tanto, en los tres territorios más septentrionales de Canadá con importantes poblaciones aborígenes, cuya salud ya precaria está influenciada por la financiación y la escasez de profesionales, existen importantes lagunas políticas aplicables a la objeción de conciencia. En muchas partes del país, como resultado de las negativas de conciencia de los profesionales de la salud, el acceso a algunos servicios de salud legales, incluidos, entre otros, servicios de salud reproductiva como el aborto, se ha visto seriamente impedido. Si bien la reforma de la normativa sobre conflictos de conciencia puede ser difícil y generar una fuerte oposición por parte de algunos grupos profesionales, por el bien de los pacientes y los proveedores, dicho cambio normativo debe convertirse en una prioridad urgente.

Fuente: Bioethics

 

leer más

Objeción de conciencia en América Latina


Desde Uruguay hasta Chile, el personal médico se niega a proporcionar servicios de aborto incluso después de su legalización.

Diana Cariboni
18 julio 2018

El derecho de las mujeres al aborto legal ha aumentado en América Latina, pero también lo han hecho las campañas y políticas para que el personal médico pueda «objetar concienzudamente» y negarse a participar en estos procedimientos.

«No lo vimos venir», dijo la activista feminista Lilián Abracinskas en Uruguay, un país secular donde el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y el mercado de la marihuana fueron legalizados en la última década.

Leer artículo completo: Democracia abierta


 

Rechazo al acceso a los servicios de salud reproductiva por motivos de conciencia en América Latina

Diya Uberoi and Beatriz Galli
Nov. De 2016

Normativa y prácticas desafiantes basadas en estándares de derechos humanos

Los años han visto un aumento en el uso de la objeción de conciencia (OC) como medio para negar a las mujeres sus derechos de salud reproductiva sexual. Si bien los estados tienen la obligación, en virtud del derecho internacional de los derechos humanos, de proteger la libertad de pensamiento, conciencia y religión de las personas, también tienen la obligación de proteger al máximo el derecho a la salud y otros derechos fundamentales. A lo largo de los años, los organismos internacionales y regionales de derechos humanos han indicado la necesidad de limitar la OC para proteger los derechos de las mujeres.

Como un medio para equilibrar ambos derechos de los proveedores de servicios médicos para ejercer sus creencias morales y proteger el derecho a la salud de las mujeres, los países de todo el mundo también han buscado diferentes formas de regular el uso de la OC. Mientras que en algunos países, se han producido algunos avances con el fin de regular la OC y poder así proteger los derechos fundamentales de las mujeres, en otros, existen pocas pautas para garantizar la disponibilidad de servicios para las mujeres en caso de que éstos hayan sido denegados. Este artículo proporciona una visión general de las políticas que regulan la OC en América Latina. Considera la regulación de la OC tanto bajo el derecho internacional como bajo diversas leyes estatales dentro de la región. Sugiere que para que los derechos reproductivos de las mujeres se conviertan en realidad, existe una necesidad real de que los estados, así como los organismos internacionales y regionales de derechos humanos, sigan buscando formas de aclarar los marcos en torno a la OC, de modo que los motivos de conciencia no se conviertan en una excusa para. negar a las mujeres el ejercicio de sus derechos fundamentales.

Leer artículo completo: SurConnectas

leer más

Objeción de conciencia en Colombia

El uso indebido de la objeción de conciencia en Bogotá, Colombia, presenta una barrera para la atención segura y legal del aborto
Nuevo estudio identifica vías de intervención

10 de agosto de 2016, Comunicado de prensa

Los proveedores de servicios sanitarios que invocan la objeción de conciencia para proporcionar o participar en la atención del aborto en Bogotá, Colombia, pueden clasificarse según un espectro de objeción (extrema, moderada y parcial), encuentra un nuevo estudio publicado en Perspectivas internacionales sobre salud sexual y reproductiva. El estudio, «‘El feto también es mi paciente’: actitudes hacia el aborto y la derivación entre médicos objetores de conciencia en Bogotá, Colombia», por Lauren Fink de la Universidad de Emory «, por Lauren Fink de la Universidad de Emory, et al., busca comprender la objeción de conciencia desde la perspectiva de los propios objetores para ayudar a identificar posibles intervenciones para aliviar la carga de la objeción de conciencia como una barrera para la atención médica.

Cuando la Corte Constitucional colombiana despenalizó parcialmente el aborto en 2006, la Corte estableció el derecho al aborto en tres circunstancias: cuando la vida o la salud (incluido el bienestar mental) de la madre está en riesgo; cuando una anomalía fetal es incompatible con la vida; y cuando el embarazo es el resultado de una violación, incesto o inseminación forzada. El Tribunal también describió las pautas para los proveedores de atención médica que desean invocar la objeción de conciencia. Los individuos pueden objetar, pero las instituciones no pueden; los médicos que objetan tienen el deber de derivar a los pacientes a otro proveedor; y la objeción de conciencia » no implique ignorar los derechos de las mujeres». Sin embargo, la objeción de conciencia ejercida de manera incorrecta no es infrecuente en Colombia, lo que lleva a muchas mujeres a buscar abortos clandestinos, que a menudo son inseguros. Los autores realizaron entrevistas en profundidad con 13 informantes clave y 15 médicos colombianos que se autoidentificaron como objetores de conciencia para comprender mejor cómo se ejerce la objeción de conciencia.

Leer artículo completo: Instituto Guttmacher


(El siguiente artículo rebate la idea de que la regulación de la «objeción de conciencia» esté funcionando, utilizando a Colombia como ejemplo).

No hay defensa para la «objeción de conciencia» en la atención de la salud reproductiva
por Christian Fiala y Joyce H.Arthur
https://doi.org/10.1016/j.ejogrb.2017.07.023
Revista Europea de Obstetricia y Ginecología y Biología Reproductiva
Volumen 216, septiembre de 2017, páginas 254-258

Resumen
Se ha establecido una suposición generalizada en el campo de la medicina de que debemos permitir a los profesionales de la salud el derecho a negarse a practicar un tratamiento bajo el pretexto de «objeción de conciencia» (OC), en particular para las mujeres que buscan abortos. Al mismo tiempo, se reconoce ampliamente que la negativa a tratar crea daños y barreras para los pacientes que reciben atención de salud reproductiva. En respuesta, se han presentado muchas recomendaciones como soluciones para limitar esos daños. Además, algunos investigadores hacen una distinción entre la verdadera OC y la «OC obstruccionista», en función de las motivaciones o acciones de diversos objetores.

Los partidarios de la OC no tienen una defensa real de su postura, aparte de la suposición errónea de que la OC en la atención de la salud reproductiva es lo mismo que la OC en el ejército, cuando los dos no tienen nada en común (por ejemplo, los médicos que objetan rara vez son disciplinados, siendo el paciente quien paga el precio de dicha decisión). Las denegaciones de tratamiento se basan en creencias personales no verificables, generalmente creencias religiosas, pero la introducción de la religión en la medicina socava las mejores prácticas que dependen de la evidencia científica y la ética médica. OC, por lo tanto, representa un abandono de las obligaciones profesionales a los pacientes. Los países deberían esforzarse por reducir el número de objetores en la atención de la salud reproductiva tanto como sea posible hasta que el OC pueda ser prohibido. Varios países escandinavos ya tienen una prohibición exitosa de la OC.

Leer artículo completo: Science Direct

leer más

OC en Ghana

Prevalencia de la objeción de conciencia al aborto legal entre los médicos del norte de Ghana

John K. Awoonor-Williams, Peter Baffoe, Philip K. Ayivor, Chris Fofie, Sheila Desai, Wendy Chavkin,
Int J Gynecol Obstet 2017; 140: 31–36

Resumen: Objetivo: Evaluar la prevalencia de la objeción de conciencia (OC), las motivaciones, el conocimiento de la ley de aborto de Ghana, las actitudes y los comportamientos hacia la práctica del aborto entre los proveedores médicos en el norte de Ghana, y las medidas para regular la OC.

Métodos: entre junio y noviembre de 2015, el presente estudio descriptivo basado en una encuesta transversal midió la prevalencia, el conocimiento y las actitudes sobre la OC entre 213 profesionales de la salud que fueron formados en la prestación de servicios de aborto y que trabajan en instalaciones hospitalarias en el norte de Ghana. Los resultados se estratificaron según la propiedad de la instalación sanitaria y el tipo de proveedor del servicio.

Resultados:aproximadamente la mitad (94/213, 44.1%) de los proveedores formados comunicaron que actualmente estaban practicando abortos. La prevalencia general de objeción autoidentificada e hipotética fue de 37.9% y 33.8%, respectivamente. Entre 87 médicos, 37
(42.5%) y 39 (44.8%) se clasificaron como objetores autoidentificados e hipotéticos, respectivamente. Entre 126 matronas, enfermeras y asistentes médicos, 43 (34,7%) y 33 (26,2%) se calificaron como objetores autoidentificados e hipotéticos, respectivamente. Una alta proporción de proveedores informaron estar familiarizados con la ley de aborto de Ghana y respaldaron la regulación de la OC.

Conclusión:la OC basada en motivos morales y religiosos prevalece en el norte de Ghana. Los proveedores indicaron que aceptarían normativas y pautas que regulen su aplicación para reducir la carga que la OC representa para las mujeres que buscan servicios de aborto.

Leer artículo completo: Global Doctors for Choice

leer más

Países sin OC

¡Si podemos! Ejemplos exitosos de rechazo de «objeción de conciencia» en la atención de la salud reproductiva

Christian Fiala, Kristina Gemzell Danielsson, Oskari Heikinheimo, Jens A. Guðmundsson y Joyce Arthur
European Journal of Contraception &Reproductive Health Care, Vol 21, 2016 – Número 3

Resumen
La atención sanitaria relativa a los derechos reproductivos es el único campo de la medicina donde los profesionales sanitarios (PS) pueden limitar el acceso del paciente a un tratamiento médico legal, generalmente el aborto o la anticoncepción, alegando su «libertad de conciencia». Sin embargo, los autores que consideran que la ‘OC’ en la atención de la salud reproductiva debería llamarse inmoral desobediencia porque viola la ética médica y el derecho a la atención sanitaria legal y, por lo tanto, debe rechazarse.

Tres países, Suecia, Finlandia e Islandia, generalmente no permiten que los PS en el sistema público sanitario se nieguen a prestar un servicio médico legal por razones de «OC» cuando el servicio es parte de sus deberes profesionales. Investigamos las leyes y experiencias de estos países para demostrar que no permitir «OC» no solo es viable sino beneficioso. Parece facilitar el buen acceso a los servicios de salud reproductiva porque reduce las barreras y los retrasos. Otro beneficio destacables sería la priorización de la medicina basada en evidencia, argumentos racionales y leyes democráticas frente a las negativas basadas en la fe. No permitir la «OC» también protege los derechos de las mujeres y evita la discriminación y otras violaciones de los derechos humanos. Finalmente, responsabilizar a los PS de sus obligaciones profesionales para con sus pacientes no tiene un impacto negativo. Casi todos los profesionales sanitarios y estudiantes de medicina en Suecia, Finlandia e Islandia que se oponen al aborto o la anticoncepción pueden encontrar trabajo en otro campo de la medicina. La clave para rechazar con éxito la «OC» es la fuerte aceptación previa de los derechos civiles de las mujeres, incluyendo su derecho a la atención médica.

Lea el artículo completo aquí.

leer más

Objeción de conciencia en Polonia

Artículo: el aborto y la «Cláusula de conciencia» en Polonia

22 de octubre de 2014
Hillary Margolis
Investigadora, División de Derechos de la Mujer

Polonia es uno de los pocos países seleccionados en Europa donde el acceso al aborto sigue siendo extremadamente limitado: es un delito interrumpir un embarazo, excepto en casos de riesgo para la vida o la salud de la madre, anormalidad fetal grave o violación. En Europa, solo Irlanda y Malta tienen leyes más restrictivas.

Las Naciones Unidas han cuestionado a Polonia por sus leyes y prácticas de aborto, y es probable que lo haga nuevamente. Después de una visita en 2009, el relator especial de la ONU sobre el derecho a la salud pidió al gobierno que elimine las barreras al aborto seguro. Un organismo de expertos de la ONU, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, también criticó el historial de aborto de Polonia en 2007. En una reunión de hoy con funcionarios polacos, este comité se centrará indudablemente en la falta de progreso en el acceso al aborto seguro y legal.

Lea la historia completa: Human Rights Watch


Un médico polaco fue despedido por negarse a permitir que una mujer abortara.

El profesor Bogdan Chazan, uno de los 3.000 médicos que han firmado una «declaración de fe»
Jue 10 jul 2014

Un médico en Polonia fue despedido del hospital donde trabaja después de negarse a permitir que una mujer aborte debido a un «conflicto de conciencia» con su catolicismo.
En abril de este año, la mujer embarazada le pidió al profesor Bogdan Chazan, director del Hospital de la Sagrada Familia de Varsovia, un aborto porque su propio médico le había diagnosticado graves problemas de salud a su bebé nonato.
El profesor Chazan envió a la mujer una carta diciendo que no podía aceptar un aborto en su hospital debido a un «conflicto de conciencia», y en su lugar le dio a la mujer la dirección de un hospicio donde, dijo, el niño podría recibir cuidados paliativos una vez que naciera .

Lea la historia completa: Irish Times

leer más

Objeción de conciencia en Italia

Aborto en Italia: cómo la ‘objeción de conciencia ‘generalizada amenaza la salud y los derechos de las mujeres
Claudia Torrisi, 15 de junio de 2017

Casi 40 años después de la legalización del aborto, en medio de protestas masivas y un movimiento de liberación cultural más amplio, las mujeres aún luchan por acceder a servicios cruciales.

Una misa en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Una misa en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Foto: Evandro Inetti / PA Images. Todos los derechos reservados. Laura, de Nápoles, decidió interrumpir su embarazo el 6 de junio de 2008. El bebé que esperaba había sido diagnosticado con síndrome de Down, explica. «Estaba embarazada de 21 semanas de embarazo y tomé esta decisión».

Una mañana temprano, Laura fue por recomendación de su ginecólogo a un hospital donde fue ingresada y se indujo el parto. Pero, dice, «la sala de abortos estuvo abierta sólo medio día, porque no había suficientes médicos disponibles».

Leer artículo completo: Democracia abierta


Aborto en Italia, un derecho perjudicado.

Por Ilaria Maria Sala
13 de noviembre de 2017

A finales del mes pasado, Cosimo Borraccino, un miembro de la izquierda del consejo regional de Apulia, en el sur de Italia, propuso aprobar una ley local para exigir la aplicación de la legislación nacional que garantiza el acceso de las mujeres al aborto. Sus oponentes en el consejo, principalmente de partidos de centroderecha, dijeron que el proyecto de ley era innecesario y que Borraccino estaba «chocando contra un muro de evidencia manifiesta».

Sin embargo, cuando se trata de los derechos reproductivos en Italia, el respeto de la ley es todo menos evidente. De hecho, 9 de cada 10 ginecólogos en Apulia se niegan a realizar abortos, a pesar de que el derecho al aborto ha sido legal desde 1978. Las estadísticas nacionales son solo un poco menos asombrosas: siete de cada 10 ginecólogos en Italia no interrumpirán un embarazo.

Lea la historia completa: New York Times


Italia: la objeción de conciencia generalizada viola el derecho a la salud y el derecho a trabajar con dignidad
31 de octubre de 2017

Muchas gracias a Tania Pagotto, candidata a doctorado en derecho público comparado en la Universidad Ca ‘Foscari de Venecia en Italia. Puede contactarla en: tania.pagotto en unive.it. Le agradecemos su comentario sobre dos decisiones recientes del Comité Europeo de Derechos Sociales:

International Planned Parenthood European Network v. Italia (2014), Queja No. 87/2012, decisión publicada el 10 de marzo de 2014 (Comité Europeo de Derechos Sociales, Estrasburgo, Francia) Decisión en línea

Confederazione Generale Italiana del Lavoro (CGIL) v. Italia (2016), Queja No. 91/2013 (Comité Europeo de Derechos Sociales, Estrasburgo, Francia) Decisión en línea.

Lea la historia completa: ReproHealthLaw


Objeción de conciencia en Italia

Minerva F.

http://dx.doi.org/10.1136/medethics-2013-101656

Resumen

La ley que regula el aborto en Italia ofrece a los profesionales de la salud la opción de hacer una objeción de conciencia a las actividades que son específicas y necesarias para una intervención abortiva. Los objetores de conciencia entre los ginecólogos italianos representan aproximadamente el 70%. Esto significa que sólo unos pocos médicos están disponibles para realizar abortos y, por lo tanto, el acceso al aborto está sujeto a restricciones. En 2012, la Red Europea de la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF EN) presentó una queja contra Italia ante el Comité Europeo de Derechos Sociales, alegando que la protección inadecuada del derecho al acceso al aborto implica una violación del derecho a la salud. En este artículo discutiré la situación italiana con respecto a la objeción de conciencia al aborto y sugeriré posibles soluciones al problema.

Fuente: jme.bSlide13mj.com

leer más

OC en Europa

¿Libertad de conciencia en Europa? Un análisis de tres casos de matronas con objeción de conciencia al aborto.

Fleming V, Ramsayer B, Škodič Zakšek T.
J Med Ética. 2018 febrero; 44 (2): 104-108
doi: 10.1136 / medethics-2016-103529. Epub 2017 29 de julio.

Resumen

Si bien el aborto ha sido legal en la mayoría de los países desarrollados durante muchos años, el tema sigue siendo controvertido. Un área importante de controversia se refiere a los derechos de las mujeres frente a los derechos de los profesionales sanitarios a optar por no prestar el servicio por motivos de conciencia. Aunque los estudiosos de diversas disciplinas han abordado este tema en la literatura, hay una falta de investigación empírica sobre el tema. Este documento proporciona un análisis documental de tres ejemplos de objeción de conciencia por motivos religiosos para proporcionar atención relacionada con el aborto por matronas en diferentes Estados Miembros de la Unión Europea, dos de los cuales han derivado en acciones legales. Estos ejemplos muestran que, además de las leyes de los respectivos países y de la Unión Europea, las leyes profesionales y eclesiásticas influyeron en las decisiones tomadas. Sin embargo, el apoyo de profesionales y de organizaciones religiosas fue inconsistente en ambos ejemplos. Los autores concluyen que existe una necesidad de pautas claras tanto a nivel local como a nivel europeo para los profesionales de la salud y recomiendan un foro a nivel europeo para desarrollarlos y probarlos.

Fuente: Journal of Medical Ethics

 

Regulación de la objeción de conciencia al aborto: un estudio internacional comparativo de múltiples casos
Wendy Chavkin, MD, MPH, Laurel Swerdlow, MPH y Jocelyn Fifield, MPH
Derechos Humanos de la salud. 2017 junio; 19 (1): 55–68.

Resumen

Desde que las leyes de aborto se liberalizaron en Europa occidental, la objeción de conciencia (OC) al aborto se ha vuelto cada vez más polémica. Investigamos la eficacia y la admisibilidad de las leyes y políticas que permiten la OC y aseguran el acceso a servicios legales de aborto. Este es un estudio comparativo de múltiples casos, que triangula múltiples fuentes, incluidas entrevistas con partes interesadas clave de todos los lados del debate en Inglaterra, Italia, Noruega y Portugal. Si bien las leyes en los cuatro países tienen similitudes, encontramos que diversa la implementación. En esta muestra, los ingredientes que parecen necesarios para un sistema de salud funcional que garantice el acceso al aborto y que al mismo tiempo permitan la OC incluyen:

  • Claridad sobre quién puede objetar y sobre los distintos aspectos de la atención;
  • Fácil acceso ser derivado o garantizando el acceso directo;
  • La garantía de un servicio de aborto en funcionamiento a través de la prestación directa o mediante la contratación de servicios externos.

La actitud sociales hacia la objeción y el aborto, y la prevalencia de OC, influyen en el grado en que las políticas de OC se implementan de forma efectiva en estos casos. Inglaterra, Noruega y Portugal ilustran que es posible admitir en el sistema a personas que se oponen a practicar un aborto, asegurando a su vez que las mujeres tengan acceso a servicios legales de atención médica.

(Nota: Christian Fiala y Joyce Arthur criticaron exhaustivamente el artículo anterior: la negativa a tratar a los pacientes no funciona en ningún país, incluso si se etiqueta erróneamente como “Objeción de conciencia”,, Health and Human Rights Journal, 6 de septiembre de 2017).


 

Slide12Objeción de conciencia y aborto inducido en Europa

Heino A, Gissler M, Apter D, Fiala C.
Eur J Anticonceptivos Reprod Health Care. 2013 agosto; 18 (4): 231-3
Fuente: informahealthcare.com

Resumen
El problema de la objeción de conciencia (OC) surge en la atención médica cuando los médicos y las enfermeras se niegan a participar en la prestación del tratamiento de ciertos pacientes debido a sus creencias religiosas o morales. Con mayor frecuencia, la OC se invoca cuando se trata del aborto inducido. De los estados miembros de la UE donde el aborto inducido es legal, la invocación de OC está garantizada por ley en 21 países. Lo mismo se aplica a los países no pertenecientes a la UE, Noruega y Suiza. La OC no se otorga legalmente en los Estados miembros de la UE, Suecia, Finlandia, Bulgaria y la República Checa. La legislación islandesa tampoco otorga derecho a la OC. Los ejemplos europeos prueban que la recomendación de que la OC no debe evitar que las mujeres accedan a los servicios falla en varios casos. La OC coloca a las mujeres en una posición desigual dependiendo de su lugar de residencia, estatus socioeconómico e ingresos. La OC no debe presentarse como una pregunta que se relaciona solo con los profesionales de la salud y sus derechos. La OC se refiere principalmente a las mujeres, ya que tiene consecuencias muy reales para su salud y derechos reproductivos. Los países europeos deberían evaluar las leyes que rigen la OC y sus efectos sobre los derechos de las mujeres. La OC no debe usarse como un método sutil para limitar el derecho legal a la atención médica.

leer más

Políticas y leyes actuales

Al menos 70 países tienen normativas que permiten la llamada «objeción de conciencia» en la atención médica, según datos preliminares de la base de datos sobre políticas de aborto de la Organización Mundial de la Salud. Sabemos que esto es una subestimación, ya que la base de datos no cuenta datos de docenas de países, incluidos Canadá y Estados Unidos, que permiten OC casi ilimitado mediante sus políticas o leyes.


Lo que dicen los grupos y acuerdos internacionales de Derechos Humanos y las Organizaciones Mundiales de Salud sobre la «objeción de conciencia» en la atención médica

Diciembre de 2020: este documento es una compilación de todo lo relevante a la «objeción de conciencia» en la salud reproductiva, tal como figura en los acuerdos internacionales de derechos humanos, y las directrices / informes de los grupos mundiales de salud y derechos humanos y los órganos rectores que han intervenido en el tema. Los extractos están contextualizados por la opinión de que «OC» en la atención médica es inapropiada, inviable y no es un derecho.

Compilado por Joyce Arthur, Initiative for Reproductive Health Information (IRHI) (“Iniciativa para la Información de Salud Reproductiva”)

Acceda al documento completo aquí (PDF): Intl-groups-agreements-CO


Un documento técnico de 2014 de Global Doctors for Choice «examina la prevalencia y el impacto de tales negativas [OC] y revisa los esfuerzos de la política para equilibrar la conciencia individual, la autonomía en la toma de decisiones reproductivas, la salvaguarda de la salud y la integridad médica profesional». Los autores discuten un rango de políticas y leyes de OC en todo el mundo, basadas en literatura médica, de salud pública, legal, ética y de ciencias sociales de los últimos 15 años (desde 2013) en inglés, francés, alemán, italiano, portugués y español.

Lea el informe completo: Global Doctors for Choiceobjeción de conciencia y negativa a brindar atención en salud reproductiva: un documento técnico que examina la prevalencia, las consecuencias para la salud y las respuestas políticas, por Wendy Chavkin, Liddy Leitman y Kate Polin. (Nota: los autores están predispuestos a favor de rechazar el «equilibrio» del derecho del paciente a la atención médica).


“Dishonourable disobedience” (“Inmoral desobeciencia”) – Por qué negarse a proporcionar tratamiento en salud reproductiva no es objeción de conciencia, por Christian Fiala y Joyce H. Arthur, Mujer – Psychosom Gynaecol Obstet (2014), http://dx.doi.org/10.1016/j.woman.2014.03.001

Extracto:

En la mayoría de los países occidentales se permite a los profesionales de la salud cierto grado de OC a través de políticas médicas o códigos de ética, a menudo llamados «cláusulas de rechazo» o «cláusulas de conciencia». Por lo general, el personal sanitario puede optar por no brindar atención que no sea de urgencia, pero sólo si derivan rápidamente al paciente a otra persona que pueda ayudarlo. El Código de Ética de FIGO (Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia) establece (FIGO):

Asegúrese de que el derecho de un médico a preservar sus propios valores morales o religiosos no implique una imposición de estos valores personales a las mujeres. En tales circunstancias, deben derivarse a otro profesional de la salud adecuado. La objeción de conciencia a los procedimientos no exime a los médicos de tomar medidas inmediatas en caso de urgencia para garantizar que se proporcione el tratamiento médico necesario sin demora.

Muchos países han recogido la OC en sus legislaciones (Heino et al., 2013):

  • La ley austriaca establece que: nadie puede estar en desventaja. . . porque él o ella se ha negado a realizar o participar en tal aborto. (Gobierno de Austria, 1975)
  • La ley francesa establece que: un médico nunca está obligado a realizar un aborto, pero debe informar, sin demora, su negativa y proporcionar de inmediato el nombre de los profesionales que pueden realizar este procedimiento. . . Sin matrona, sin enfermera, sin paramédico, lo que sea necesario para contribuir a un aborto. . . . Un establecimiento de salud privado puede negarse a que se realicen abortos en sus instalaciones. (Gobierno de Francia, 2001)
  • A pesar de que el estado australiano de Victoria despenalizó el aborto en 2008, la nueva ley mantiene una cláusula de OC: si una mujer solicita a un profesional sanitario registrado que le asesore sobre un aborto, o que realice, dirija, autorice o supervise un aborto para esa mujer , y éste tiene una objeción de conciencia al aborto, debe remitir a la mujer a otro profesional sanitario registrado que no tenga una objeción de conciencia al aborto. (Instituto de Información Legal de Australia, 2010)
  • En los Estados Unidos, casi todos los estados han aprobado cláusulas de rechazo que permiten a los médicos optar por no brindar abortos y otros servicios. Además, la ley federal protege a los médicos y enfermeras que no desean realizar abortos o esterilizaciones, y les permite presentar quejas si se sienten discriminados por ello (Huffington Post, 2011).
leer más