“Objeción de conciencia” en Croacia

Rechazo basado en la conciencia en medicina reproductiva

por Sanja Cesar
Publicado 2017

Resumen (acortado y editado) Este artículo explica el principio legal del rechazo basado en la conciencia en medicina reproductiva; analiza la legislación, la política y la práctica con respecto a la denegación de la prestación de servicios de atención médica por motivos de conciencia en la República de Croacia; e indica los problemas en la legislación y la práctica que permiten la mala práctica de este derecho, violando así el derecho de cada paciente a acceder a la atención médica legal de manera oportuna.

La República de Croacia no cuenta con un procedimiento uniforme y estandarizado para negarse a proporcionar servicios relevantes por razones de conciencia personal, y no existe una recopilación sistemática de datos sobre las negativas de los profesionales a proporcionar servicios reproductivos estándar, o su efecto sobre la calidad de la atención médica. La falta de supervisión por parte del Ministerio de Salud y la tolerancia al rechazo institucionalizado basado en la conciencia representan un problema de salud pública que, en última instancia, da como resultado un acceso limitado, así como una inseguridad legal y médica para las mujeres. Las mujeres que solicitan el aborto son estigmatizadas por la sociedad, se enfrentan a la desaprobación o la humillación en los centros de atención médica y también pueden verse expuestas a períodos de espera innecesarios, costos adicionales y discriminación.

Lea el informe completo: rechazo basado en la conciencia en medicina reproductiva

 


Una mirada a la objeción de conciencia en Croacia

Por Amir Hodžić
25 abril 2016

Para un país que a veces se considera “el país más católico de Europa”, el aborto está relativamente disponible en Croacia. Este procedimiento está disponible bajo solicitud dentro de las primeras 10 semanas de embarazo, y sometido a condiciones ya que se trata de una nacion donde el 86 por ciento de la población es católica. Pero en los últimos años, un número creciente de ginecólogos ha invocando la objeción de conciencia (OC) a fin de negarse a practicar abortos. Este aumento en la práctica de OC debe verse como una acción coordinada y colectiva que tiene como objetivo desafiar las leyes y políticas liberales sobre salud sexual y reproductiva por parte de una gran corriente conservadora que lucha por equilibrar las solicitudes de ambos derechos en competencia.

Podemos decir que Croacia no ha logrado regular de manera integral y efectiva la práctica de la OC y, por lo tanto, ha permitido que se negara el acceso a servicios de salud reproductiva a muchas mujeres. En los últimos años, hemos sido testigos de la amplia promoción y cooptación del término OC por parte de grupos religiosos afiliados al derecho político con el objetivo de negar el derecho de las mujeres a la salud y la vida, disfrazado de respeto por el “derecho” de conciencia de los médicos.

Leer artículo completo: Revista Conscience